XVIII edición de los Premios Zarcillo

Este año tuve el privilegio de participar en la XVIII edición nacional de los Premios Zarcillo. Estos galardones nacieron en el año 1991 con motivo de la culminación de los actos del año Europeo de Turismo por iniciativa de las Consejerías de Cultura y Turismo, Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León. Se pensó en la denominación zarcillo, nombre directamente relacionado con la Viticultura y la Enología, ya que el zarcillo es el primer órgano no foliar que emite el sarmiento y que sirve de sostén y le da una proyección aérea, como planta trepadora que es la vid.

Los Premios Zarcillo cuentan con el patrocinio de la Organización Internacional de la Viña y del Vino (O.I.V.) y están integrados en la Federación Mundial de Grandes Concursos De Vinos y Espirituosos (VinoFed). La tutela de estos organismos internacionales ha sido fundamental en la consolidación de la imagen del Concurso.

Así, durante cuatro días se dieron cita los mejores catadores del mundo, los paladares mejor educados del planeta, que fueron los encargados de dictaminar qué vinos son los mejores del concurso. La norma establece que puedan participar en él todos los países productores del mundo, según la definición adoptada por la O.I.V., cuyas muestras se agruparán en siete categorías: blancos, rosados, tintos, de aguja, espumosos, de licor y de variedades aromáticas, estableciéndose, asimismo, las siguientes distinciones: Gran Zarcillo de Oro, Zarcillo de Oro y Zarcillo de Plata.

En esta ocasión, Castilla y León ha sido la Comunidad más premiada con seis galardones Gran Zarcillo de Oro. Así, en la Denominación de Origen Ribera del Duero, han recaído en tres bodegas: ‘Tresmatas crianza’, de Bodegas y Viñedos Vegas de Yuso, ‘912 de Altitud crianza’, de Bodegas Veganzones, y ‘Bagús’, de Bodegas López Cristobal. Dos han ido a parar a la DO Rueda, concretamente al vino ‘De Alberto Dorado’, de la bodega Hijos de Alberto Gutiérrez, y el vino ‘Diego Rivera Verdejo’ de Bodegas Servilio-Arranz. El sexto de estos premios ha recaído en el vino ‘Gran Colegiata Original’ de Bodegas Fariña, de la DO Toro.

Hay que destacar que se reunieron 85 catadores de gran prestigio internacional que valoraron durante cuatro días las 1.610 muestras procedentes de 33 países de los cinco continentes. Entre ellas 796, el 49% del total, llegaron desde diferentes puntos de Castilla y León (521 tintos, 200 blancos, 63 rosados, 6 licores, 3 espumosos y 2 de aguja). Del extranjero llegaron 234 muestras (un 32% más que la última edición de 2018) y que supone el 14,5% del total de muestras.

El primer Premio Zarcillo Trayectoria ‘Alejandro Fernández’ 2021, con el que la Junta de Castilla y León quiere reconocer el trabajo de los profesionales más destacados del sector vitivinícola se ha otorgado al bodeguero berciano José Luis Prada. Este año tuve el privilegio de participar en la XVIII edición nacional de los Premios Zarcillo. Estos galardones nacieron en el año 1991 con motivo de la culminación de los actos del año Europeo de Turismo por iniciativa de las Consejerías de Cultura y Turismo, Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León. Se pensó en la denominación zarcillo, nombre directamente relacionado con la Viticultura y la Enología, ya que el zarcillo es el primer órgano no foliar que emite el sarmiento y que sirve de sostén y le da una proyección aérea, como planta trepadora que es la vid.

Todos los premiados se pueden consultar en la siguiente web: