SAUL CRAVIOTTO

SaulA sus 31 años, es el deportista español en activo con mejor palmarés olímpico. Es sin ninguna duda el Líder del piragüismo español actual. En pocas semanas se enfrenta a sus terceros juegos olímpicos, en K1 200m y en K2 500m con Cristian Toro, y desde estas líneas, como buen amigo, le deseo el mayor de los éxitos.

Su mayor logro lo consiguió en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 en la prueba de K2-500 m, al lado de otro grande, Carlos Pérez Rial “Perucho” ganando la medalla de oro con un tiempo de 1,28 minutos. Cuatro años después, en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, ganó la medalla de plata en la prueba de K1-200 m

De padre piragüista, empezó a entrenar con 11 años y se estrenó como internacional con tan solo 17 años. Hasta entonces ha conseguido 24 Medallas Internacionales,  2 Medallas en Juegos Olímpicos, 3 Campeonatos del Mundo y 3 Campeonatos de Europa

Entre los intensos entrenamientos, mayormente en Trasona (Asturias) y las competiciones, el poco tiempo del que dispone, le gusta dedicárselo a la familia y si le dejan, cocinar para ellos. Es muy fan de los calçots, y la fabada asturiana. Pero lo que mas le gusta cocinar, como podéis ver en la foto, son unos ricos centollos, y nos da estos consejos para su elaboración:

Ponemos en una olla grande el centollo y agua hasta que lo cubra (si el centollo está vivo pondremos agua fría y si está muerto pondremos agua hirviendo) le añadiremos cuatro cucharadas rasas de sal por cada litro de agua que hemos echado, mas una de regalo. En cuanto empiece a hervir contaremos 15 minutos si el centollo es pequeño y 17 si es grande. Una vez hecho lo dejamos templar y procederemos a la preparación quitándole las patas y partiéndolas con un martillo. Lo mismo haremos con las partes del interior. Si el carro no está muy lleno, para mejorarlo lo que haremos será añadirle un chorrito de sidra y un huevo duro picado. Que aproveche!

Web: www.saulcraviotto.com

Facebook: SaulCraviotto

Twitter: @Saul-Craviotto

Instagram: Saul_Craviotto

Saul medalla Plata Saul Craviotto